Albinismo en el perro

EL CASO CLÍNICO DE GOFIO


Gofio es un perro muy especial, es un mestizo albino que acusa algunos problemillas de piel,entre otros, debido a su albinismo. El albinismo, es una alteración genética que se manifiesta por carencia de pigmentación en la piel, pelo y ojos: piel rosada, pelo blanco y ojos muy claros, con mucosas despigmentadas. Debido a todo esto, necesitan cuidados muy especiales.
 
 
perro albino veterinario

Gofio, nuestro perro albino.

 
La falta de pigmentación reduce la visión de estos perros y la despigmentación del iris es la causa de la fotofobia, es decir, que evitan lugares muy iluminados, porque la sobreestimulación que reciben es molesta para ellos. Por otro lado, la piel de estos los perros es mucho más sensible a la radiación solar. Por tanto, las quemaduras y el cáncer de piel suelen ser más frecuentes en estos animales. Por último, existe una relación entre albinismo y sordera, por lo que muchos perros albinos también son sordos.
 
La mayoría de los perros albinos tienen problemas de socialización, debidos a la fotofobìa, pueden permanecer más tiempo aislados. Las deficiencias de visión y auditivas pueden causar reacciones exageradas ante situaciones corrientes que los perros pueden percibir como amenazadoras. Así, es bastante frecuente que los perros albinos sean exageradamente tímidos o agresivos. 
En cualquier caso Gofio, es un perro muy bueno y simpático y su familia está encantada de compartir muchos momentos juntos. 
 

 

Gofio en consulta, es todo un buenazo.

 
 CUIDADOS ESPECIALES: 

Al ser un problema genético, no existe un tratamiento para el albinismo. Por lo tanto, existen ciertas precauciones y cuidados especiales que se deben aplicar a estos canes.

Al tener una visión pobre, la casa debe estar siempre ordenada y todo debe estar colocado en su lugar. No es conveniente cambiar los muebles de sitio con frecuencia. Además, los juguetes del perro deben tener algún sonido, para que el can pueda encontrarlos con visión reducida.

 Existen unas gafas, llamadas Doggles, que reducen la cantidad de luz que llega a los ojos del perro y evitan en  gran parte la radiación solar. Teniendo en cuenta que las gafas oscurecen la visión del animal, el dueño debe recordar retirárselas cuando oscurezca, de lo contrario no podrá ver. Estos anteojos no pueden usarse todo el día, por lo que es necesario consultar al veterinario respecto al tiempo y frecuencia de uso.
 

En cuanto a los cuidados específicos de la piel, se debe proteger al perro albino con crema solar cada vez que salga a la calle. También se le puede poner ropa ligera que le proteja de la radiación, pero que no le de calor. La piel de estos perros es muy sensible, por lo que se deben usar un champú suave especial. Lo mejor es consultar al veterinario acerca del tipo de jabón que debe usarse para estos canes. Muchas veces el albinismo hace que el pelaje del perro sea alérgico a ciertos materiales, como por ejemplo el metal, así que deberán evitarse collares de este material en los perros albinos.

maria font veterinaria

María Font, veterinaria, observando una citología.

Como hemos dicho anteriormente, los perros albinos son perros muy desconfiados, retraídos y tímidos porque no pueden ver ni oír bien lo que pasa en el mundo exterior y lo perciben como una amenaza. Para evitar esta desconfianza, se debe socializar al perro desde cachorro, procurando que se familiarice con todo lo que le rodea.

Por último, si un perro es albino es conveniente su esterilización. La vida de los perros albinos no es fácil, por lo que se debe evitar en la medida de lo posible que nazcan cachorros con este gen. Si los perros albinos son estériles no podrán pasar el gen y poco a poco la alteración desaparecerá.

No tengais miedo si adquirís un animal albino, si con amor y cariño se les trata y se le dan los cuidados necesarios, pueden tener muy buena calidad de vida. Tenemos a Gofio como un gran ejemplo.

Como siempre, por el cuidado y bienestar de nuestras mascotas y la tranquilidad de sus familias, no duden en consultar cualquier duda, con alguno de nuestros veterinarios del hospital

ARTÍCULO DE MARÍA FONT.

You may also like